Ir al contenido principal

A tejer Grannys!



¡¡Hola, gente!! ¿Cómo están? Pasó un montón de tiempo y quizá algunos no se dieron cuenta porque me ven en Facebook o en Instagram, pero les digo a quienes sólo venían al blog para no encontrar nada nuevo: ¡¡El tiempo se esfumó como se esfuma el tiempo cuando tiene ganas!!

A decir verdad me costaba volver porque no sabía por dónde empezar... Si poner un patrón nuevo, si hablarles de lo que estuve haciendo este tiempo, o de lo que tengo ganas de hacer, o de lo que estoy haciendo en el presente, o hablar de series y películas que vi en este tiempo, de la operación de mi gaticompañera Tuna que tanto me asustó, de todo lo nuevo que aprendí este año... ¡Pf! Hay tantas cosas para contar, y no sabía por dónde empezar, en serio!

Y hoy que luego de muchas semanas me pude sentar a tejer sin prisa, sin apuro, por el simple hecho de tejerme algo lindo para mí, me dieron ganas de compartirlo con ustedes... Y como alguien me preguntó cómo unía los grannys, ¡me dieron ganas de hacer un tutorial para el blog! ¡Y voilà! ¡Acá estoy! Otra vez escribiendo luego de taaaanto tiempo sin hacerlo. Y tejiendo con muchas ganas. Y enseñando y compartiendo que es lo que, evidentemente, más me activa y me pone en marcha :)

Así que volvemos con un patrón re fácil que seguramente mucha gente ya sabe hacer: El granny.
Pero hay mucha gente que recién llega al mágico mundo del ovillo y la aguja y quizá anda buscando un tutorial del cuadradito de la abuela para hacer mantas, de un solo color y unido mientras se va tejiendo. Traducido en jerga crochetera: ¡Granny común con unión as-you-go! 

Hace unos meses mi amiga Vero de Teje Lupita Crochet, propuso en su linda fanpage un desafío de lo más simple: 4 grannys por día durante no sé cuántos días así para fin de año teníamos nuestra manta de cientos de grannys. Tan fácil el desafío que todas dijimos: ¡¡Seeeeee!! ¡Y ninguna lo completó! ¿No es de lo más extraño? ¿No tener un ratito por día para tejer 4-sólo-4 grannys solitos y sus almas? Es extraño pero es lo más normal. Igual, me propuse seguir con el desafío aunque me lleve el año y terminar mi cubrecama veraniego a cuadros, inspirado en una manta de Attic24 que les dejo AQUÍ por si quieren chusmear.

Así que fui tejiendo (cada mes menos) a lo largo de estos últimos meses del año y este es más o menos el desarrollo de mi desafío #4grannysconlupita (así lo encuentran en Instagram o Face y verán cómo arrancamos todas re copadas ¡¡y ahí quedamos!! jajajaja :P )


Primer día de entusiasmo

Tercer día va queriendo

Primeros días de sol calentito y primaveral

Tuna adueñándose. Dicen que se enamoró del Granny

¿No les digo yo? ¡Lo ve y salta a adueñarse! Igual todo lo mío es de ella ♥

Me acompañó a los talleres de grannys que hizo Vero este año...
Última vez que lo agarré... Allá por 1840 :/

Hoy, momento de felicidad y tejido sin prisa y sin pausa.

Se me ocurrió que podía ser un vestido y todo el mundo dijo: ¡Seeeee!
¿No es lo más?? ♥


Así que ahora les voy a enseñar a ustedes (quienes no sepan o quienes quieran aprender a hacerlos exactamente como los tejo yo) a tejerlos. Por si les pinta unirse a este desafío libre sin tiempo ni espacio, dedicado a nosotras y al tiempo que nos damos cuando tenemos un huequito para tejernos algo.

¿Se animan?

Vayan AQUÍ, que les dejé el paso a paso con fotos y todo.

¡Las espero y también espero sus comentarios por acá, por allá, por el Face o Instagram! Recuerden usar los hashtags #4grannysconlupita y #Mishto así las encuentro si suben sus grannys a las redes ;) ¡¡Que lo disfruten!!!

Imagen tomada de la web.


   ♥

Comentarios

  1. Espero inspirarme y terminar mi manta granny (de invierno). Como siempre, impecable relato!!!!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja me encanta lo espontánea que sos..Me siento muy identificada xq mis seguidores me dicen lo mismo en mi página.

    Un reto pendiente para mi los Grannys y la manta ni hablar jajaja
    Mi reto (será algún día) #1grannyxdia jajajajaja

    Besos y no abandones aunque sea tejiwndo de a uno

    Nadia by Nashka ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nadia! Siempre la mejor onda tenés!!!
      Avisame si arrancás con #1grannyxdia y te hago el aguante!! jajaja

      Un besote inmenso y mil gracias por tu buena onda aMishtosa <3

      Muaaaaaa ;*

      Eliminar

Publicar un comentario

Aló, aló?

Entradas Populares

Mini Mandalas, el tutorial

¡Ehhh! ¿Cómo que otro? ¡Sí! ¡Otro tutorial, hermosas arañitas del crochet! Medio que me copé y nació solito. La gripe me pone productiva con los tutoriales. Será porque no tengo la fuerza suficiente como para tejer hasta con los codos y sí para sacar unas fotos entre té y té, subirlas y escribir. Sí, estoy inspirada con la escritura de nuevo, pero eso es para otro post.
Vamos ahora a lo que nos compete que son los ♥♥Mini Mandalas♥♥
 Primero habrán visto esta muestra dando vueltas en FB:


Ahí empezó todo. El día en que el Anillo Único mandala fue creado. Y no pude parar.

Los tejí al sol:

Luego los hice dobles:

Y al final los uní con hilo dorado y los colgué por todos lados para ver cómo lucían (perdonen la calidad de las fotos, pero era ya tarde y yo no sé esperar hasta el otro día para sacar la foto!):



Me hicieron muy feliz mis mandalitas y ayer, entre pañuelos, estornudos y tés, saqué las fotos y armé, sin meditarlo mucho, el tutorial. Ojalá se entienda y no sea un delirio de la fieb…

7 sogas para salir de cualquier pantano ^_^

El otro día escuché una historia......sobre un hombre que cae a un pozo y cuando ve que no puede salir empieza a pedir ayuda y socorro. 

Pasa un médico y se asoma:
—¿Qué le pasa?
—Me caí, venía distraído y no me di cuenta dónde pisaba. ¿Me puede ayudar?
—¡Claro! Yo lo ayudo —dice el médico, saca su libreta, anota unas cosas y tira la receta al pozo—. Tome esto. Si en treinta días sigue con los síntomas, me avisa y le escribo otra receta. 
Al rato pasa un terapeuta y al escuchar el pedido de auxilio, se asoma.
—¿Qué le pasa?
—¡Señor! Me caí al pozo y no sé cómo salir —dice el hombre, más asustado ahora porque se viene la noche y él ahí adentro—. ¿Me ayuda, por favor?
—Claro que sí. A ver —dice el terapeuta y se sienta al lado del pozo. Saca su cuaderno y empieza a preguntar—: Dígame, ¿qué se siente estar adentro de ese pozo? ¿Cómo es la relación con sus padres? ¿Y cree que está metido en este agujero porque está frustrado con algo en su vida?
Y así se ponen a conversar por cuarenta y cinco minu…