Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 7, 2015

En obras

Hoy fue un día muy especial porque fue un día de furia y a decir verdad... Hace mucho que no tengo días muy especiales. También hace mucho que dejé de quejarme en las redes sociales, porque leer quejas me desagrada y aburre y porque, aparte de no querer repetir algo que me desagrada y aburre, aprendí a no quejarme tanto, a encontrarle el lado positivo a lo que parece negativo. Por eso menciono que fue un día especial: sólo para decir que gracias a la furia tuve toda una tarde de soliloquio mental conmigo misma y descubrí varias cosas.
Digamos que hoy fue evidente el haber subido un escaloncito más en este aprendizaje que es la vida.



Algunos sabrán que, desde hace unas semanas, estoy decidida a pintar mi casa. Primero me dije que empezaría por algo pequeño, como las ventanas y los marcos, así que agarré el removedor de pintura, unas espátulas y chau pintura vieja. Hola blanco. Pinté las ventanas y se me ocurrió que podía seguir pintando las paredes del living.

Aprendí a rasquetear, a …