Ir al contenido principal

Abelito



Foto tomada de la web


A pesar de que hoy en día Abel Pintos es furor en Argentina y a pesar de que el 99 % de mis amigas lo ama, nunca lo había escuchado y confieso que me resistía un poco a escuchar algo de lo que el 99 % de mis amigas y conocidas hablaba con tanta pasión. En general me inclino por las cosas de las que habla el 1 % restante. Y cuando Nadita me escribió preguntándome si podía tejerle un Abelito, me dije que había llegado el momento de darle una oportunidad.

Fue un desafío mayor a los que ya tuve porque la característica Abel por excelencia está marcada en sus gestos, en su sonrisa, en sus ojos que sonríen. No era un muñeco al que podía personificar agregándole bigotes, pelo o una insignia; tenía que tejer un gesto para que fuera reconocible. Y la única vez que había intentado tejer un gesto, había terminado con una suerte de muñeca Chucky a la que no me animé a seguir ni a destejer y cuya cabeza anda por ahí, escondida en algún fondo de alguna caja.

Con ayuda de mi amiga Gabuchis, una de sus fans, que tiraba ánimos e ideas, reconfirmé que así como vemos algo en la cabeza es como lo terminamos creando, aunque haya mil variantes en el medio. Y así quedó, el gesto que yo había visto en un video y que me había llegado al fondo del alma:





Por falta de tiempo, por estar metida en otros proyectos y porque Nadita me tuvo demasiada paciencia, tejí medio Abel antes de fin de año. Al otro medio Abel lo tejí hace un par de semanas, mientras escuchaba una y otra vez la canción que más me gustó. Bueno, confieso: la canción que me enamoró de su voz y de su forma de cantar:




No me explicaba por qué todas estaban enamoradas hasta el punto de seguirlo por todo el país, recital tras recital, desde hace años. Ahora creo vislumbrar una pequeña gran razón: es imposible no caer rendida ante su dulzura, su simpatía y su cantar. Tiene magia. Dan ganas de abrazarlo y quedarse así, recargando batería. Dan ganas de ser su mamá, su hermana, su amiga, su fan, algo.

Así que hago público mi agradecimiento a la duenda Nadita por desafiarme así y por abrirme la puerta al mundo de esta voz hermosa y vibrante que cura el alma.

Si alguna lo necesita, les dejo el tratamiento completo:






Y ahora sí, mi humilde versión abelera ha quedado así:





Duenda Nadita con su Abelito




Yo con Abelito
Foto tomada de la web

Perdón, era esta la foto ^_^ jijijiji




Mucha alegría al anunciar que se viene un Mini Abel así...

Foto tomada de la web

              ...y un taller de personajes en el que ya varias dijeron que lo tejerían ;) ¡ANSIEDATT!



Esperamos (con el 99 % de mis amigas y conocidas abeleras y con el 1 % restante) que un día un Mini Abel llegue a sus brazos ¡¡y que nos abrace a todas por un buen rato!!


Si vivís en Argentina y querés encargar tu Abelito, CLIC ACÁ!
^_^


Gracias, Nadita ♥
Gracias, Abel ♥





Comentarios

  1. ay, que emoción leer este post!

    Agradezco el amor que le pusiste a Abelito, estuviste en eso, en cada detalle, en la esencia misma de este angel, su mirada, su sonrisa, esas que llegan al alma...Las captaste y plasmaste y son hoy las que me alegran los días y las noches, ya que dormimos juntitos!

    Y también le agradezco a él, porque me llevó hasta vos, y me permitió quererte tanto amiguita!

    Gracias, CoriT!
    Gracias, Abelito!

    Pd: No se si seré yo la del mini Abel, no se si será alguien más, pero muero por verlo!!!! <3 (y tenerlo jiji)

    Pd2: Tenemos que lograr el encuentro, PORFISSSSS!!!

    Nadita

    ResponderEliminar
  2. Hola !! me gustaria enviartee.mail!! Te sigo en el Tweeter y no me deja mandarte mensaje por ahi
    Te paso el mio @michinchulin adanon89@hotmail.com

    ResponderEliminar
  3. hola alma mishto, quede maravillada con tu trabajo, también soy fana de abel y hace mucho que tengo ganas de hacerlo a crochet, quería saber si me harías el favor de mandarme el tutorial así seguimos con la locura abelera.
    Te dejo mi Email patricia.66@hotmail.es y mi facebook es Patricia Fabiana Cavallo. Espero que me escribas.
    Muchas gracias.
    ¡ÉXITOS!

    ResponderEliminar
  4. use el gmail de la novia de mi hijo que a ella le encanta y vamos juntas a los recitales. Besos Patricia.

    ResponderEliminar
  5. Hola no haces para vender? Me encanta. Y no se tejer.

    ResponderEliminar
  6. Hola no haces para vender? Me encanta. Y no se tejer.

    ResponderEliminar
  7. Hola me encanta esta versión de Abel!!cómo lo hiciste? Enviarías el patrón o molde de cómo lo hiciste? saludos desde San Rafael.

    ResponderEliminar
  8. hola! compartis el patron!? te salio perfecto!!! gracias, mi mail es nataliagalarza1981@gmail.com

    ResponderEliminar
  9. Hola buenos días.. quisiera saber si todavía vendes los abelitos, por que veo la publicación pausada en mercado libre y quisiera comprar uno..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Yo en este momento no estoy pudiendo tejer pero sí te puedo recomendar a una alumna que aprendió a tejerlo conmigo y ella sí los teje ¡y muy lindos! :) Te paso su página así la contactás!!!

      https://www.facebook.com/decrochet.pau/

      Un besazo!!!
      Cori ♥

      Eliminar
  10. Hola que tal te quedo hermosisimoooo queria saber si compartis el patron gracias saludos de Junin Buenos Aires

    ResponderEliminar
  11. Hola me encantooo soy muy fan de abel lo intente tejer muchas veces pero n m sale me podrias pasar el patron x fiss aldananoriega1@gmail.com

    ResponderEliminar
  12. Hola! Quisiera saber si vendes el patrón de Abel Pintos... Gracias!

    ResponderEliminar
  13. Hola! Te quedo hermoso! Si vendes el patrón lo quiero!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Aló, aló?

Entradas Populares

Mini Mandalas, el tutorial

¡Ehhh! ¿Cómo que otro? ¡Sí! ¡Otro tutorial, hermosas arañitas del crochet! Medio que me copé y nació solito. La gripe me pone productiva con los tutoriales. Será porque no tengo la fuerza suficiente como para tejer hasta con los codos y sí para sacar unas fotos entre té y té, subirlas y escribir. Sí, estoy inspirada con la escritura de nuevo, pero eso es para otro post.
Vamos ahora a lo que nos compete que son los ♥♥Mini Mandalas♥♥
 Primero habrán visto esta muestra dando vueltas en FB:


Ahí empezó todo. El día en que el Anillo Único mandala fue creado. Y no pude parar.

Los tejí al sol:

Luego los hice dobles:

Y al final los uní con hilo dorado y los colgué por todos lados para ver cómo lucían (perdonen la calidad de las fotos, pero era ya tarde y yo no sé esperar hasta el otro día para sacar la foto!):



Me hicieron muy feliz mis mandalitas y ayer, entre pañuelos, estornudos y tés, saqué las fotos y armé, sin meditarlo mucho, el tutorial. Ojalá se entienda y no sea un delirio de la fieb…

A tejer Grannys!

¡¡Hola, gente!! ¿Cómo están? Pasó un montón de tiempo y quizá algunos no se dieron cuenta porque me ven en Facebook o en Instagram, pero les digo a quienes sólo venían al blog para no encontrar nada nuevo: ¡¡El tiempo se esfumó como se esfuma el tiempo cuando tiene ganas!!
A decir verdad me costaba volver porque no sabía por dónde empezar... Si poner un patrón nuevo, si hablarles de lo que estuve haciendo este tiempo, o de lo que tengo ganas de hacer, o de lo que estoy haciendo en el presente, o hablar de series y películas que vi en este tiempo, de la operación de mi gaticompañera Tuna que tanto me asustó, de todo lo nuevo que aprendí este año... ¡Pf! Hay tantas cosas para contar, y no sabía por dónde empezar, en serio!
Y hoy que luego de muchas semanas me pude sentar a tejer sin prisa, sin apuro, por el simple hecho de tejerme algo lindo para mí, me dieron ganas de compartirlo con ustedes... Y como alguien me preguntó cómo unía los grannys, ¡me dieron ganas de hacer un tutorial par…

7 sogas para salir de cualquier pantano ^_^

El otro día escuché una historia......sobre un hombre que cae a un pozo y cuando ve que no puede salir empieza a pedir ayuda y socorro. 

Pasa un médico y se asoma:
—¿Qué le pasa?
—Me caí, venía distraído y no me di cuenta dónde pisaba. ¿Me puede ayudar?
—¡Claro! Yo lo ayudo —dice el médico, saca su libreta, anota unas cosas y tira la receta al pozo—. Tome esto. Si en treinta días sigue con los síntomas, me avisa y le escribo otra receta. 
Al rato pasa un terapeuta y al escuchar el pedido de auxilio, se asoma.
—¿Qué le pasa?
—¡Señor! Me caí al pozo y no sé cómo salir —dice el hombre, más asustado ahora porque se viene la noche y él ahí adentro—. ¿Me ayuda, por favor?
—Claro que sí. A ver —dice el terapeuta y se sienta al lado del pozo. Saca su cuaderno y empieza a preguntar—: Dígame, ¿qué se siente estar adentro de ese pozo? ¿Cómo es la relación con sus padres? ¿Y cree que está metido en este agujero porque está frustrado con algo en su vida?
Y así se ponen a conversar por cuarenta y cinco minu…