Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 5, 2014

Al pan, pan y al dulce, dulce.

Una de las cosas que más me gustan de las fiestas de fin de año es el pan dulce (o panettone). Será por mis raíces italianas, porque en otra vida debo de haber sido romana o simplemente porque me recuerda mucho a mi infancia, cuando las tradiciones eran mucho más místicas que ahora. No es que hayamos cambiado mucho la tradición, pero todo en este mundo tiende a diluirse, así que, en vistas de esto, este año milité por la conservación de ciertos items tradicionales. Primero, el arbolito de Navidad en mi casa por primera vez en cinco años. Segundo, el pan dulce. Fue la parte más complicada porque en mi lugar en el mundo, para las fiestas, hay una sensación térmica que llega a los 40° centígrados. No es una sensación térmica como para ponerse a hornear, precisamente. Y por otro lado, en mi lugar en el mundo, para estas fiestas, hubo cortes de luz por días, así que prender el horno (que es a gas) sin poder siquiera prender luego un ventilador (que es eléctrico), exigía demasiada mística j…