Ir al contenido principal

Vacaciones


Me dijeron que este año mis planetas van a conspirar en contra de cualquier plan muy elaborado, que me limite a fluir y, en todo caso, si los planes se desbaratan, que sea creativa, que improvise y que no me enoje. 


Les cuento esto porque planeaba irme quince días de vacaciones y me quedé un mes. Planeaba volver bronceada y llovió un montón. Planeaba dedicarme a escribir durante todo febrero y ya estamos llegando a marzo y todavía no me senté a plasmar una sola idea. Planeaba abrir una tienda virtual y no lo hice. Planeaba conocer al futuro abuelo de mis futuros nietos y creo que no conocí ni a sus futuros maestros. ¡Y no me enojé! Hasta el cielo más gris me sonrió porque así lo decidí. Y así se mantuvo.


Lo que también se mantuvo contra todo pronóstico fue el tejido. Será justamente por eso que ningún plan alterado me altera, porque vengo relajadita de tanto tejer y tejer. 

Tejí con compañía al lado del río...


Aprendí a tejer estos cuadros y puse en uso ese rosa que no combinaba con nada...

 Patrón
Clic en la foto para ir al patrón (en inglés)

Me enamoré del cubrecama que tejió la nona de mi tía vaya a saber una cuándo. Adoro estos viejos tejidos y mucho más si están bien conservados. Mi tía atesora el cubrecama y está impecable, tan impecable como el mismo tejido. La técnica de las nonas es alucinante.


Quizás por haber aprendido a tejer leyendo gráficos me resulta muy fácil copiar los modelos desde el tejido, así que me puse una tarde y empecé a tejer un cubrecama igualito para mí. Me faltan 34 cuadros y más de un kilo de hilo, pero vamos, que lo termino este año.


Tejí un montón de atrapasueños que quedaron allá, cuidando los sueños de gente querida♥ Y cuando volví, los dos que quedaban más cuatro que tuve que hacer en una tarde a todo motor ¡se fueron para Bolivia!


No todo fue tejido, más vale: ¡¡Un par de días pude disfrutar de la pile!! Y del solcito y de ricas comidas y mucho mate con yuyito. Mucho. Mi prima es una compañera ideal para el mate y el bla bla bla.






Fueron muchos los días lluviosos o totalmente asfixiantes. El clima anda loco, no hay duda de eso. Y una tarde vi el granizo más grande de mi vida. Sí, ESO ¡cayó del cielo!


En días así, tejí para los enamorados y enseñé a tejer el gato Mishto♥


Y comencé con los mandalas, su diseño y paso a paso. Si los planetas me lo permiten, subiré esta semana el primer tutorial. Por las dudas, no planeo mucho y por ahora les voy mostrando algunos: 


.: Verano :.


.: Otoño :.


.: Primavera :.


.: Invierno :.

Estoy enamoradísima de ellos ¿es normal?

Cariños a tod@s...


♥ ♥





Comentarios

  1. Corita, soy Gise!
    No cuelgues con la tienda online! Gaby me había contado, si queres hacerla, simplemente chiflá y lo charlamos. Estaría muy bueno que la tengas!

    Besos, muy lindo todo por acá!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gise!♥ mil gracias! adoro todo lo que hacés, así que estás nominada!! jaaja
      Muáaa!

      Eliminar
  2. Me encantó tu febrero!!! Yo también quiero aprender a hacer el mishto michufuz... pasa la recetita cuando puedas. Muchos éxitos Cori y vamos pa'delante nomas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre pa'delante, así es! Pa'trás sólo pa tomar impulso! Jaja
      Ya subiré al gato, tengo que sacar las fotos!
      Abrazo, Marité♥

      Eliminar
  3. Tus vacaciones fueron la mitad de mis vacaciones, estuvimos muuuucho tiempo juntas, como a mí me gusta, estuviste con nuestra gente que tanta felicidad te dan y a la vez me la dan a mí, por mi y por vos, Estuvimos con gente hermosa, familia y amigos, volvimos con el corazón lleno de cosas para recordar hasta las próximas vacaciones,
    Hermoso, como siempre, lo que escribiste!
    Mamá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Má!♥ Hacía mucho que no vacacionábamos así! Ahora, a encarar otro año!! :D

      Eliminar

Publicar un comentario

Aló, aló?

Entradas Populares

Mini Mandalas, el tutorial

¡Ehhh! ¿Cómo que otro? ¡Sí! ¡Otro tutorial, hermosas arañitas del crochet! Medio que me copé y nació solito. La gripe me pone productiva con los tutoriales. Será porque no tengo la fuerza suficiente como para tejer hasta con los codos y sí para sacar unas fotos entre té y té, subirlas y escribir. Sí, estoy inspirada con la escritura de nuevo, pero eso es para otro post.
Vamos ahora a lo que nos compete que son los ♥♥Mini Mandalas♥♥
 Primero habrán visto esta muestra dando vueltas en FB:


Ahí empezó todo. El día en que el Anillo Único mandala fue creado. Y no pude parar.

Los tejí al sol:

Luego los hice dobles:

Y al final los uní con hilo dorado y los colgué por todos lados para ver cómo lucían (perdonen la calidad de las fotos, pero era ya tarde y yo no sé esperar hasta el otro día para sacar la foto!):



Me hicieron muy feliz mis mandalitas y ayer, entre pañuelos, estornudos y tés, saqué las fotos y armé, sin meditarlo mucho, el tutorial. Ojalá se entienda y no sea un delirio de la fieb…

A tejer Grannys!

¡¡Hola, gente!! ¿Cómo están? Pasó un montón de tiempo y quizá algunos no se dieron cuenta porque me ven en Facebook o en Instagram, pero les digo a quienes sólo venían al blog para no encontrar nada nuevo: ¡¡El tiempo se esfumó como se esfuma el tiempo cuando tiene ganas!!
A decir verdad me costaba volver porque no sabía por dónde empezar... Si poner un patrón nuevo, si hablarles de lo que estuve haciendo este tiempo, o de lo que tengo ganas de hacer, o de lo que estoy haciendo en el presente, o hablar de series y películas que vi en este tiempo, de la operación de mi gaticompañera Tuna que tanto me asustó, de todo lo nuevo que aprendí este año... ¡Pf! Hay tantas cosas para contar, y no sabía por dónde empezar, en serio!
Y hoy que luego de muchas semanas me pude sentar a tejer sin prisa, sin apuro, por el simple hecho de tejerme algo lindo para mí, me dieron ganas de compartirlo con ustedes... Y como alguien me preguntó cómo unía los grannys, ¡me dieron ganas de hacer un tutorial par…

7 sogas para salir de cualquier pantano ^_^

El otro día escuché una historia......sobre un hombre que cae a un pozo y cuando ve que no puede salir empieza a pedir ayuda y socorro. 

Pasa un médico y se asoma:
—¿Qué le pasa?
—Me caí, venía distraído y no me di cuenta dónde pisaba. ¿Me puede ayudar?
—¡Claro! Yo lo ayudo —dice el médico, saca su libreta, anota unas cosas y tira la receta al pozo—. Tome esto. Si en treinta días sigue con los síntomas, me avisa y le escribo otra receta. 
Al rato pasa un terapeuta y al escuchar el pedido de auxilio, se asoma.
—¿Qué le pasa?
—¡Señor! Me caí al pozo y no sé cómo salir —dice el hombre, más asustado ahora porque se viene la noche y él ahí adentro—. ¿Me ayuda, por favor?
—Claro que sí. A ver —dice el terapeuta y se sienta al lado del pozo. Saca su cuaderno y empieza a preguntar—: Dígame, ¿qué se siente estar adentro de ese pozo? ¿Cómo es la relación con sus padres? ¿Y cree que está metido en este agujero porque está frustrado con algo en su vida?
Y así se ponen a conversar por cuarenta y cinco minu…